La Mina de Agua

La Mina de Agua fue construida en el siglo XIV para mejorar las defensas de Ronda. Aprovechando una grieta natural en la pared del Tajo, se excavó una galería para alcanzar el del río y extraer el agua a través de una gran noria. La fortificación de la parte inferior del conjunto permitía hacerlo de forma segura en tiempos de asedio.